¡Las fiestas!: tiempo de renovarnos

Si recibis por mail los artículos, entrá a www.evangelinaaronne.com.ar para visualizarlos bien. Podés reenviarlos a tus contactos. ¡Gracias!

Acariciándote imaginariamente con dulces palabras,  deseamos que estas fiestas renueves  tu salud, tus proyectos, tu amor, tu fe,  y tengas energía y claridad para determinarte en las cosas que sueña tu corazón. Te bendecimos para que tomes esos desafíos que te llevarán a sorprenderte de lo que eres capaz de hacer.

Beatriz, invitada por Aqui Salud, micro de Canal 10, comparte este mensaje,  nos deja reflexiones y  Muchos Saludos Aunando Nuestros  Corazones – Luego les dejaré el video con la entrevista, ¡ESCUCHARLA, UN LUJO QUE PODEMOS DARNOS, APROVECHEMOS!

¡¡NOCHE BUENA- NAVIDAD-FIN DE AÑO-AÑO NUEVO!! 
Las fiestas esperadas e inesperadas a veces. Dependen de nuestras emociones, y de circunstancias diversas, ajenas o no a nosotros, que se entrelazan con los deseos de que lleguen o no.
 Y esas expectativas hacen de esa espera un estado de estrés, en la cual las demandas externas (sociales) o internas (psicológicas) superan nuestra capacidad de respuesta.
Se condiciona así una “alarma” orgánica que actúa sobre el sistema nervioso, cardiovascular, endócrino e inmunológico, provocando un desequilibrio psico-físico, y como consecuencia un malestar.
 Entonces hay que prepararse para poder manejar adecuadamente y con habilidad las exigencias y aprender a alejarse de los síntomas.
El  “consumismo” nos invita a comer, beber y gastar en exceso, hasta el punto de no saber que más hacer para asumir los gastos extras, que más tarde se harán sentir en la canasta del día a día que le precede a las fiestas.
Esta “oferta” imposible de alcanzar genera insatisfacción y sentimientos de impotencia, todo va “minando” de tal manera, que olvidamos el sentido espiritual navideño: la ESPERANZA.
En este sentido, recuerdo la leyenda de la mitología griega: Pandora era una princesa muy envidiada por su belleza y los dioses le regalaron una caja con la advertencia de no abrirla jamás. Ella llevada por la tentación y la curiosidad, no obedece, la abre y salen de ella totalmente liberadas todas las aflicciones que hoy padece el mundo, pero cerrándola a tiempo evita que se escape la “ESPERANZA.”Este valor encarnado en un niño Dios que nace, con el mensaje de la esperanza y la fe,  digno de celebrarse, alejando los estresores que nada tienen que ver con el profundo significado de este mensaje de paz, amor y luz que nos convoca a seguir en un camino diferente y a una noche buena armonizada desde todo punto de vista.
Entonces, quien espera el milagro en el cierre del año, como pandora cierra a tiempo su caja para que no escape su esperanza, teniendo la esperanza, y fe en que algo bueno sucederá.
 Siguiendo este pensamiento aceptemos presencias, ausencias posibilidades de comprar o no comprar tantas cosas innecesarias y estresarnos sin motivos realmente valederos.

Dejemos fluir la espiritualidad para inundarnos de la paz y el amor que nos proponen las verdaderas celebraciones.

 Lic.  Beatriz Cruces.   Deseándoles  Maravillosas y Milagrosas Fiestas.

¿Te gustó? Compartilo o dejá un comentario

Otros artículos para vos

¿Cuándo consultar con un psicólogo?

Son muchas las causas que pueden requerir una consulta con un psicólogo.

Podemos mencionar  algunas situaciones frecuentes como:

Sensación prolongada de desesperanza, tristeza y agobio.
Consultanos:  Psicoterapia Integrativa Córdoba

Leer más »

Cadenas rasgadas del amor

La idea de amor eterno: Cuántas veces escuchamos decir “Si hay amor, lo demás no importa”, “lo importante es que se quieren” u otras frases impulsoras de soportar lo que sea con tal de mantener la eternidad en la pareja. Esto nos lleva a experimentar situaciones completamente denigrantes, como abuso de poder, violencia psicológica/física/sexual, indiferencia.

Leer más »

Hablemos

Llená el formulario y te escribiremos a la brevedad.

Abrir chat
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?