Pensarnos en la virtualidad

A través de una charla a la que asistí (virtual) , donde hablaba Esteban Levin me puse a pensar en esta frase que decía algo así como “Tiempo es afecto”.
Me resonó tanto esta Frase en el cuerpo, que llegue a un punto de emocionarme.

Y me dije ; claro! Lo veo reflejado en la pantalla cuando trabajo de manera virtual, ahí estamos el paciente, yo y en el medio la pantalla.

Lo que nos permite conectarnos. Ahí estamos nosotros, con la presencia al otro lado de la pantalla de aquel que nos trae su sufrimiento (o algunas veces sus alegrías).

Y claro que es posible crear afecto, estamos dando Tiempo.

Estamos creando una escena en este tiempo que compartimos con un otro , un tiempo de deseo, deseo de estar con un Otro.


Sin duda esta pandemia nos hizo replantearnos muchas cosas y entre ellas seguro nos preguntamos y: ¿ahora que no podemos atender presencial?

¿Qué hacemos? Y pues nos: reinventamos!

Nos pensamos en la virtualidad, que en un primer momento para algunos fue imposible pensarse atendiendo por zoom, videollamada, meet. Pero al poner en juego la creatividad vamos a poder rearmarnos, a través de ese imposible, es que tenemos que pensarnos en lo que nos ofrece la virtualidad.

Y conectarnos de nuevo a aquello que nos llevó a querer ayudar a un Otro.

Lic. Graciela Barbosa – M.P. 12002

Miembro del Equipo Múltiples Miradas

Comparte en las redes:

Relacionado:

Sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario