¡Valientes! Que seamos más valientes es mi anhelo

Nota publicada en Revista Bella:.  edición: noviembre – diciembre 2009

Es oportuno anticiparles este artículo,    ya que tenemos más tiempo de ponerlo en práctica.

Si te parece interesante,  podés hacer algo individualmente, difundirlo,

y también ir más allá:    Comentarlo y actuar en conjunto… ¡A N I M A T E !

http://4.bp.blogspot.com/_bfit8l4I16c/SoQdsKaRWzI/AAAAAAAAD-8/U34ApMFnIcs/s400/paz3.jpg

El nombre de la novela más vista este año en Argentina significa “Que tiene valor o actúa con mucha determinación ante situaciones difíciles” “esforzado,  atrevido, que rema para adelante, audaz”

Las fanáticas de la tira dicen que los muchachos se unen y enfrentan las dificultades, planean nuevas estrategias y se sobreponen frente al dolor, porque tienen objetivos propios y en común y fuertes convicciones a seguir como son:  el amor,  la verdad y la justicia.

Las respuestas que obtengo cuando pregunto acerca de: ¿qué objetivos tenés para el próximo año? son: hacer cursos, comer mejor, hacer ejercicio, cambiar hábitos, hacer una dieta nueva ya que todavía no empecé la de este año, salir más al cine o al teatro.

¿Dónde está lo valiente?, si bien vale que nos esforcemos por ser cada día mejores, pongamos esfuerzo, voluntad, nos cuidemos por dentro y por fuera, generalmente son acciones individuales y muchas no se cumplen,  porque más que convicciones,  son mandatos que consumimos sin meditar si realmente es un deseo propio.

Mi anhelo es que además de estas metas nos propongamos “hacer  bien  a  los  demás”.

Con una mano en el corazón, al comenzar este año: ¿lo pensaste?

Con tantas crisis que hubo: ¿te preocupaste por otros?

Con nuestra actitud muchas tragedias pueden evitarse y si nos unimos podemos salir adelante.

Si nosotros mismos hablamos mal de nuestro país, como pretendemos que nos vean afuera, en el exterior, quienes luego invierten aquí. Si nos tomamos las cosas a risa, no nos van a tomar en serio.

Mi deseo es que en nuestra agenda apretada entre fin de ciclo lectivo, comuniones, fiestas de egresados,  balances en el trabajo, y cenar con cuanta persona se nos cruce antes de fin de año como si fuera fin del mundo, tengamos un lugar para nuestra creatividad y apostemos a un cambio de actitud, nos desafiemos a dedicar un tiempo, un dinero o nuestros conocimientos a otros que lo necesiten más.

Comencemos a concretar una cadena de favores que parece tan utópica  y tan ideal. Está más que comprobado que “si destinamos un tiempo de nuestra semana a hacer el bien a otros, estamos generando una energía de luz y bondad que afecta en forma increíble nuestra vida predisponiéndonos a sentir alegría, plenitud y satisfacción”. Las acciones de bondad atraen hacia nuestra vida bendiciones materiales, espirituales y afectivas.

“Hacer el bien es redituable señoras y señores”

Querer ser útil a alguien, brindar un servicio, desarrollar nuestros talentos, dejar de quejarnos, es más saludable que aspirar al tener y al poder.

Estamos en movimiento, siempre avanzando por el paso del tiempo, y si no desarrollamos esos talentos dependemos del miedo, quedamos estancados en lo conocido.

Como el embarazo que dura nueve meses para que una nueva vida salga a luz, los proyectos también tienen su proceso de poner la semillita y luego cuidarla hasta que salgan  frutos y poder dis –frutar -los.

Si removemos  en nuestra mente, como si fuésemos a preparar la tierra donde sembrar y desechamos lo que no sirve:  resentimientos,  egoismo,   temores y  sobre todo “la pereza”   y empezamos a vivir con amor, verdad y justicia,  todo cambiará a nuestro alrededor y tal vez un poco más allá.

A quienes comparten mi anhelo y lo hacen propio,  y a quienes lo están pensando…

¡FELIZ NAVIDAD Y MUY VALIENTE AÑO 2010!

Si estás realizando actividades solidarias, o querés y no sabés adonde ir, podés dejar tu comentario aquí.

¿Te gustó? Compartilo o dejá un comentario

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Otros artículos para vos

Cadenas rasgadas del amor

La idea de amor eterno: Cuántas veces escuchamos decir “Si hay amor, lo demás no importa”, “lo importante es que se quieren” u otras frases impulsoras de soportar lo que sea con tal de mantener la eternidad en la pareja. Esto nos lleva a experimentar situaciones completamente denigrantes, como abuso de poder, violencia psicológica/física/sexual, indiferencia.

Leer Más »

Hablemos

Llená el formulario y te escribiremos a la brevedad.

Abrir chat
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?