¿Soy insegura?

Les cuento esta conversación con una amiga, que me autorizó a publicar para que te ayude a vos también:

    + Sil: “¿sabés que me pasa?,   no me puedo relajar nunca; siento que estoy resentida con los hombres,  que todos engañan, mienten, porque es lo que viví con mi viejo, la re cago toda la vida a mi vieja.

Tengo terror que me pase lo mismo, además ya tuve una experiencia con un ex, entonces ahora me cuesta confiar en Juan, tengo celos, le miro sus mensajes…

–     -Entonces le dije: no lo midas con la vara de tu viejo… Juan es Juan no es Pedro, tu papá. A quien tenés como referente por todas las cosas buenas que te enseñó, pero como hombre tuvo defectos como cualquiera.

Cuesta o es casi imposible encontrar a un compañero si tenés idealizado a tu viejo, si buscás que sea como él, tanto en lo bueno y en lo malo.

    + Sil: ¿sabes qué? no soy libre, no me permito hacer algo divertido, siempre estoy pensando en el que dirán,  me siento menos que otros, tengo miedo que me abandonen.

    -Yo:Si, sos muy exigente, perfeccionista y eso te lleva a los extremos, al todo o nada.

A querer amoldar a tu pareja a tu manera, a controlar sus actos, a medir sus expresiones de afecto y medirte. A abandonar antes de que te abandonen.

Tenés que fluir, dejar salir a la persona hermosa que sos,  despedite del personaje,  ser madura no es ser una mujer seria, relajate y animate a amarlo como es, y así también sentirás que podés ser vos misma, con virtudes y con errores. La madurez emocional pasa por saber expresar los sentimientos.

Para que te amen no tenés que ser perfecta o segura.

“Tu vida es otra. Es diferente a las de tus padres.  Tu historia es otra.. escribila desde ahora de un modo diferente. Escribila  con él, no hagas un guión previo sola para cumplirlo de a dos.”

    + Sil: me lo voy a tener que repetir todos los días, a ver si así lo incorporo.

    -Yo: ¿Segura?

    + Sil: mmm

Bueno, no sé si lo repetirá todos los días,  pero al menos hoy, algo en ella cambió. Al menos pudo tener una  mirada diferente de su situación y reflexionar, aunque sea por hoy, aunque sea por un instante,  “pensó en ella”.

¿Te gustó? Compartilo o dejá un comentario

Otros artículos para vos

¿Cuándo consultar con un psicólogo?

Son muchas las causas que pueden requerir una consulta con un psicólogo.

Podemos mencionar  algunas situaciones frecuentes como:

Sensación prolongada de desesperanza, tristeza y agobio.
Consultanos:  Psicoterapia Integrativa Córdoba

Leer Más »

Cadenas rasgadas del amor

La idea de amor eterno: Cuántas veces escuchamos decir “Si hay amor, lo demás no importa”, “lo importante es que se quieren” u otras frases impulsoras de soportar lo que sea con tal de mantener la eternidad en la pareja. Esto nos lleva a experimentar situaciones completamente denigrantes, como abuso de poder, violencia psicológica/física/sexual, indiferencia.

Leer Más »

Hablemos

Llená el formulario y te escribiremos a la brevedad.

Abrir chat
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?