La vida no es un camino recto

Una historia de Superación: “hacer frente a enfermedades y difícil situación económica”

Pasé dos años muy difíciles, con un familiar enfermo, y económicamente tenía muchas dificultades, tuve que poner fortaleza y sostener a mi marido, que entró en una severa depresión.

Además de vender mi casa, mudarme a otra más pequeña y en otro barrio, fueron cambios que me costaron mucho y sentí que fui perdiendo muchas cosas que había adquirido con mucho sacrificio, pero aún así traté de sobrellevarlo.

Lo que me ayudó mucho fue tener fe en Dios, reflexionar, comprender, mirar a mi alrededor, y ver que mis problemas tenían solución, que de alguna manera la encontraríamos.

Me enfoqué en la salud, y pedí cada dia por ella, por toda mi familia, y lo demás fue reacomodándose de poco, creí haber perdido cosas, y ahora me doy cuenta que gané otras.

Aprendí que la vida no es un camino recto, tiene sus oscilaciones, a veces más pronunciadas; lo bueno es que siempre nos dejan mensajes, enseñanzas, sobre todo nos ayudan a dejar la soberbia, la indiferencia hacia el dolor ajeno, nos hacen ver que todos somos vulnerables, que necesitamos unos de otros, aún más, somos capaces de reinventarnos y salir adelante fortalecidos.

“Especialmente, a mi me dejó ganas de seguir luchando y disfrutar de cada momento de alegría y bienestar. Valorarlos, porque amo la vida y la celebro cada dia.

Susana de Córdoba

Cada historia, algo nos mueve, nos resuena, nos hace ver nuestra propia historia. Si eres seguidor de este sitio, aunque no nos conozcamos personalmente, como Susana, podés enviarme lo que deseas compartir. multiplesmiradas@gmail.com. Bienvenido/a! Gracias!

Etiquetas:
anímate Espiritualidad Testimonios
Comparte en las redes:

Relacionado:

Sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario