Argentina por la igualdad de derechos

En los tiempos de debate de esta ley, me encontraba viajando por Europa, y viví a lo lejos la realidad del país.  Al regresar, muchos  allegados se esforzaron por contarme lo que habían sido esos revolucionados días de julio, y fundamentalmente, en su mayoría, se encontraban dichosos de haber logrado la igualdad de derechos civiles entre todos los habitantes de la nación.   A unos cuantos años de recibir consultas puedo dar testimonio del sufrimiento de las personas que aman a alguien del mismo sexo debido a la discriminación social, jurídica,laboral,  etc.

Seguramente habrá nuevas dificultades a superar… pero la desigualdad legal,  ya es historia.    Atravesar  esta situación nos hace madurar como sociedad, y a quienes cumplieron un sueño  luego de largas luchas, les espera aún grandes desafíos.

Les comparto unas palabras de quien lo vive desde adentro, desde el corazón…

De derechos y soles que brillan más.

El jueves 14 de julio sentí que el sol brillaba mas que nunca. Si, por extraño que parezca me sentí contento… algo era distinto.  Cuando caminaba al trabajo, cerquita de la plaza, me llega un mensaje de mi novio diciéndome: ” Amor ,se aprobó la ley!”. Entonces ahí lo supe, vivía en un país que comenzaba a comprender las diferencias, un país mas inclusivo que comenzaba a dejar de tratarme como una persona de segunda.

En realidad nunca tuve esa alma aguerrida y luchadora que defiende los derechos de un grupo del cual se siente parte. No, siempre centre mi energía en cosas que tenían mas que ver con una cuestión mía, mas personal ,  o quizás también mas egoísta; pero esta vez no, esta vez  mi interés por la causa fue creciendo. Se fue dando de a poco, en realidad.  Al principio (cuando empezó a hablarse de la posibilidad de que se apruebe la ley) no le dí mucha importancia porque no estaba en mis planes ni casarme ni mucho menos tener hijos o adoptarlos. Pero si para algo sirvió todo este debate y  los miles de planteos (muchas veces irrespetuosos) que se hicieron  en todos los medios de comunicación, fue para darme cuenta que la gente no entiende absolutamente nada sobre lo que es ser Gay.

matrimonio gayEste soy yo, un 14 de julio y con un día de invierno pero de sol tibio que me dice que algo está cambiando para bien.  Durante el debate en el senado escuche las mas variadas posturas. Los argumentos en contra del matrimonio gay me parecieron cargados de prejuicios,  ignorancia e intolerancia y llegaron a ofenderme mucho y llenarme de impotencia. En ese momento es cuando tomé la lucha por el matrimonio igualitario como propia.

Yo quiero contarles a todos que ser gay no es ser “anormal”, simplemente es ser diferente, y en lo diferente, en lo  no común no hay nada de sucio o de desagradable.

Yo soy gay, fui criado en una familia maravillosa de la cual me siento orgulloso hasta en el mas mínimo detalle. Siempre fuí el hermano mayor ejemplo.  Fue difícil aceptarme como gay  y en ningún momento fui tan egoísta de  pretender que fuese fácil para mi familia aceptarlo. Pasé por muchos momentos de tristeza y de soledad durante mi adolescencia, no es fácil para alguien que comienza a crecer darse cuenta que es diferente, sentirse atraído por alguien de su mismo sexo, sabiendo que todos le dicen que eso está mal y sentir que defraudas a todos los que te aman por algo que uno ni siquiera elige.

Ser gay es algo que nunca nadie elegiría para si mismo, porque es algo malo para la sociedad en la que vivimos, es algo negado, incorrecto. Yo mismo me hubiese evitado muchas angustias si hubiese podido elegir no ser gay.  Pero un día me di cuenta que tenía derecho a ser feliz y que debía estar muy seguro de quién era y lo que tenia para ofrecer.  Trabajo mucho para superarme… como persona, como hijo y como hermano y salí a  demostrarle al mundo y a mí mismo que podía ser yo la persona que quería ser, que podía ser autentico y de esa forma ser feliz y serle útil a los demás.

Puedo asegurarle a cualquier diputado que se oponga a un derecho que mi país debe garantizarme, que tengo la misma capacidad de amar que tiene cualquier persona, sea a un hombre o una mujer. Que tengo derecho a  formar mi familia, distinta, pero en definitiva una familia que ami me asegure amor, contención, compañía y buenos momentos como a  todo el mundo.

Nunca había pensado en casarme, porque no tenía la posibilidad. Hoy la tengo, como la tienen todos en realidad. Hoy puedo pensar en formar mi propio hogar… a mi manera y con las formas que tengo y como mejor me salga… Porque tengo el derecho que dios nos dio a todos, el de regalar amor sin leyes que lo regulen.

El sol había brillado distinto porque algo había cambiado, aún queda mucho  por recorrer y muchas cosas por cambiar, pero estamos en camino y eso sin duda, es lo que importa.

 Gonzalo

Más datos sobre la ley:

http://es.wikipedia.org/wiki/Matrimonio_entre_personas_del_mismo_sexo_en_Argentina

¿Te gustó? Compartilo o dejá un comentario

Otros artículos para vos

¿Cuándo consultar con un psicólogo?

Son muchas las causas que pueden requerir una consulta con un psicólogo.

Podemos mencionar  algunas situaciones frecuentes como:

Sensación prolongada de desesperanza, tristeza y agobio.
Consultanos:  Psicoterapia Integrativa Córdoba

Leer Más »

Cadenas rasgadas del amor

La idea de amor eterno: Cuántas veces escuchamos decir “Si hay amor, lo demás no importa”, “lo importante es que se quieren” u otras frases impulsoras de soportar lo que sea con tal de mantener la eternidad en la pareja. Esto nos lleva a experimentar situaciones completamente denigrantes, como abuso de poder, violencia psicológica/física/sexual, indiferencia.

Leer Más »

Hablemos

Llená el formulario y te escribiremos a la brevedad.

Abrir chat
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?
¡Hola! ¿en qué podemos ayudarte?