Al pensar en vacaciones… planeá tu regreso

Nos acercamos a mitad,/  fin  de año, y ansiosamente esperamos las vacaciones  en las que ponemos muchas expectativas y hacemos programas al por mayor, descansar y disfrutar a pleno es la prioridad.

Algunos se quedarán en su casa para dormir un rato más, redecorarla, mirar películas hasta tarde, otros con mas presupuesto harán algún viajecito a la nieve o quizás, la Caribe o  al viejo continente para bucear o navegar.Londres

Es parte esencial en nuestras vidas tener tiempo libre, una vez al dia, a la semana y unas vacaciones dos veces al año. Ya desde la creación Dios hizo un dia para descansar y meditar. Todo debe tener un orden para recargar energias y seguir con proyectos comenzados o iniciar nuevas actividades. En los niños, hay una madurez en las vacaciones que es notable, puede deberse entre otras cosas al compartir tiempo con los mayores, tener más dedicación de sus padres.

Cabe advertir que es un plazo temporario, y que es productivo invertir en él, todo adquiere otro sentido, que renueva nuestras vidas, desde reencontrarnos con nuestros seres queridos hasta con nosotros mismos, replanteándonos hacia que sentido queremos continuar nuestro camino.

En muchas ocasiones surgen crisis personales, de pareja o familiares, afloran conflictos por estar más tiempo juntos, pero también puede aprovecharse este momento para resolverlos adecuadamente.

Por otra parte, es normal que al volver de las vacaciones y reincorporarnos a nuestra actividad cotidiana; nos espere mucho trabajo, tensiones, una agenda llena de obligaciones. Si cambian los horarios, costumbres y actividades, abruptamente, nuestro organismo lo acusa, con diversos síntomas: debilidad generalizada, desmotivación, angustia, irritabilidad, pérdida de apetito, disminución de la capacidad de concentración, cambios de humor; incluso se puede somatizar con molestias intestinales o gástricas, dolor de cabeza, insomnio, pero lo más preocupante sin lugar a dudas es una profunda sensación de tristeza, apatía y falta de fuerzas.

Cabe destacar: “Cuando uno tiene un trabajo que le ilusiona, cuando se siente realizando un proyecto por el que merece la pena esforzarse, cuando trabajamos en algo que vemos lleno de sentido no hay síndrome postvacacional ni lunes traumático.”

Consejos para superar la vuelta a la normalidad:

Lo ideal es volver poco a poco, sobre todo para que nuestro cuerpo se habitúe al cambio de horario, de clima, de costumbres.

Conviene que recuperemos unos días antes los ciclos habituales del sueño, el ritmo diario en la alimentación.

No pensemos que las vacaciones van a solucionar nuestros problemas,  por lo que no debemos crearnos expectativas erróneas; de esa forma evitaremos Londresssorpresas desagradables a la vuelta.

Busquemos todos los días un momento para nosotros,  para realizar una actividad que nos guste, quedar con los amigos/as, relajarnos… ¡no todo lo bueno tiene que realizarse en vacaciones!

Planifiquemos actividades gratificantes, especialmente cuando estemos tristes.

Hagamos ejercicio con regularidad.

Y, sobre todo, aprendamos a mirar lo positivo de cada situación, escribamos una lista con todas las cosas agradables de nuestra vida.

Sin duda que hay contextos laborales poco incentivadores pero siempre recuerdo las palabras de Victor Frankl cuando, a partir de su experiencia en un campo de concentración nazi afirmaba que la última, la principal libertad del ser humano, la que nadie puede arrebatarte, es la libertad de elegir la forma en que respondes a lo que te ocurre.

Eso supone asumir las responsabilidades de cada uno, tomar las riendas de nuestra propia vida y abandonar la cómoda pero impotente postura de atribuir la responsabilidad de los que a uno le ocurre a los demás, ya sea el jefe, la sociedad, la empresa.

Etiquetas:
Crisis Inesperadas Mejor prevenir
Comparte en las redes:

Relacionado:

Comentarios

1 comentario en “Al pensar en vacaciones… planeá tu regreso

  1. “aprendamos a mirar lo positivo de cada situación, escribamos una lista con todas las cosas agradables de nuestra vida”.. que bello!!!

Dejar un comentario